Un verano a golpe de reajustes de schedules

Si el pasado mes de marzo fue el bloqueo del Canal de Suez durante casi siete días lo que volvió a poner el punto de mira en los fletes y en el comercio marítimo internacional, ahora han sido los problemas en el puerto chino de Yantian, como ya les informamos hace unos días, lo que está poniendo en jaque a importadores y exportadores, es decir, a ustedes, nuestros clientes y a todo el sector de la logística. Las terminales de esa ciudad son las principales del que se considera el tercer mayor complejo portuario por contenedores de todo el mundo, el de Shenzhen. A finales de mayo las autoridades chinas detectaron un brote de Covid y decidieron implantar cuarentenas y controles que han hecho que los muelles del gigante portuario hayan operado a menos del 30% de su capacidad, ahora mismo, ese porcentaje podemos situarlo, según fuentes consultadas por Grupo Raminatrans, entre un 50% y un 60%.

Como ya han acuñado algunos expertos estamos ante «el tercer acto de un drama», el primero fue el Covid, el segundo la crisis del Canal de Suez y ahora este verano que ha dado comienzo con reajustes en casi todas las salidas, incluidas omisiones de escala. Un nuevo atasco que ha vuelto a tener un impacto directo en los fletes marítimos, que se han multiplicado por más de cuatro desde febrero del año pasado, según refleja el Índice de Contenedores de Carga de Shanghái (SCFI), el que se toma como referencia en el sector.

¿Hasta dónde?
«Primero fue el impacto del comercio electrónico, luego el aumento de la demanda china y la falta de contenedores y barcos. Ya no sabemos hasta donde seguirán subiendo los contenedores», asegura Nuria Lacaci, secretaria general de la Asociación Española de Cargadores (ACE).

«Este nuevo colapso en los puertos de China se ha convertido en otro duro golpe de presión a nuestro sector, en un año ya de por sí complicado por culpa de la pandemia», ha señalado Francisco Aranda, presidente de UNO, la patronal logística, a varios medios de comunicación.

Desde la Autoridad Portuaria de Valencia, primer puerto español de contenedores, explican que la mayoría de la carga de las terminales chinas se dirige a Norteamérica y Europa del Norte, frente al Mediterráneo. También señalan que las grandes navieras ya han anunciado reprogramaciones de sus rutas y escalas para atenuar el efecto embudo en el puerto chino.

Verano caliente
No parece que esta situación vaya a tener fácil solución a corto plazo, así es que el verano se presenta, cuanto menos, duro. En el sector damos por descontado que el alza en las tarifas de los fletes continuará durante los próximos meses, ya que la demanda sigue siendo alta y los atascos en la cadena de suministro aún no se han resuelto. Además, la temporada alta del transporte de contenedores está por llegar y los fletes seguirán al alza, si bien todo apunta a que los niveles récord que estamos viviendo en la actualidad serán difíciles de mantener y podría vivirse una situación muy similar a la que ocurrió justo antes del atasco en el Canal de Suez, cuando los precios comenzaron a moderarse lentamente, tratando de recuperar posiciones perdidas meses antes.

Ante esta situación, y como siempre les decimos, desde Grupo Raminatrans haremos todo lo posible para seguir ofreciendo nuestro mejor servicio, porque en nuestro ADN está, siempre, la búsqueda de soluciones y de alternativas, no sabemos hacerlo de otra manera.