Última hora en la huelga indefinida del transporte

Hoy es un día crucial para dilucidar el conflicto que desde hace justo una semana, como ya les informamos, mantienen miles de transportistas en protesta por la espectacular subida de los carburantes. Según fuentes consultadas por Grupo Raminatrans las asociaciones mayoritarias de transportistas, que hasta ahora se han opuesto al paro convocado por la denominada Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías, van a darle un ultimátum al Gobierno: o aprueba de forma inminente subvenciones directas al precio del gasóleo para los camioneros o darán libertad a sus asociados para que se sumen a los paros, aunque como organización no suscriban la convocatoria.

Estas asociaciones aprovecharán la reunión que mantiene hoy el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), el órgano representativo del sector que agrupa a la mayor parte de ellas, pero en el que no está representada la Plataforma, con las ministras de Economía, de Hacienda y de Transportes para plantearles la exigencia de que se aprueben esta misma semana subvenciones y ayudas directas a los transportistas como las que se acaban de decretar en Francia y Portugal, según han informaron fuentes del sector a varios medios de comunicación.

Las asociaciones mayoritarias de transportistas quieren que se replique en España el acuerdo alcanzado el pasado 18 de marzo entre el Gobierno francés y los transportistas galos, a los que se bonificará en las gasolineras con 15 céntimos por litro el gasóleo durante los cuatro próximos meses. Asimismo, se contempla en ese acuerdo una partida de ayudas públicas de 400 millones de euros que se repartirá a cada transportista, tanto de mercancías como de viajeros, en función de los vehículos que posea y de la capacidad de carga de cada uno de ellos, desde los 300 euros para cada furgoneta a los 1.300 euros para cada camión de gran tonelaje.

El CNTC es el único interlocutor que ha reconocido como válido el Gobierno desde el inicio del conflicto el pasado lunes 14 de marzo. En el mismo, están integradas según su representación las asociaciones de transportistas: la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM) cuenta con el 63,9% de los votos; la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer), con el 21,5%; la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic), con el 10,5%; la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO), con el 6,8% y el resto se lo reparten media docena de asociaciones. La Plataforma del Transporte, nacida en 2007 de la unión de pequeñas empresas y autónomos, no está integrada en la CNTC al estimar que no representa al sector, porque en la misma solo están las asociaciones de los grandes transportistas, “con empresas que no tienen ni siquiera un camión y subcontratan todos los transportes para llevarse las comisiones”, en palabras del presidente de la Plataforma, Manuel Hernández.

Con este escenario, que nos cuesta entender hasta a nosotros mismos, no podemos garantizar la calidad habitual de nuestros servicios de transporte. Lejos de ello, cuando lo hemos intentado hemos sufrido las consecuencias de los piquetes, ya que este paro está teniendo un impacto intermitente y distinto en cada provincia, en cada tipo de tráfico (lona, perecederos…) pero sí está afectando de forma muy importante al tráfico de contenedor y a las cargas que se producen desde nuestros almacenes de Valencia y Madrid, debido a las marchas lentas estratégicamente colocadas en rotondas de acceso a polígonos y enclaves logísticos como puedan ser los puertos.

Les iremos informando de la evolución que vaya teniendo el paro, siempre desde nuestra voluntad de poder trabajar con normalidad y prestando nuestros servicios con la calidad que hemos venido prestando hasta la fecha.