Última hora del rebrote de Ómicron en China

Las noticias que nos llegan de China no son buenas, no solo el sur está sufriendo el lockdown sino prácticamente todo el país, según nos informan desde nuestras oficinas allí. Todo el noreste (Dalian, Xingang, Qingdao) está bajo bloqueos y confinamientos en numerosas áreas que afectan a muchos millones de habitantes.

Shanghai reporta realización de test a la población y en caso de ser negativos (los transportistas) hay todavía riesgo de que no puedan entrar ni en el área de Shanghai ni el área del puerto. De hecho en Shanghai se han habilitado 8.000 habitaciones de hotel para las cuarentenas. Según cuentan los residentes del centro económico, los bloqueos en algunos barrios han sido tan rápidos que han atrapado a muchos trabajadores en sus oficinas, de las que no pueden salir hasta que no tengan el resultado negativo de una prueba PCR.

Y es que China está luchando contra su mayor brote de Covid-19 desde los primeros días de la pandemia. Ayer, el gigante asiático reportó 3.939 contagios en 24 horas, el doble que el día anterior, la cifra más alta en dos años en el gigante asiático. No se veían estas cifras desde el primer brote de Wuhan a principios de 2020. Además, los contagios provocados por la variante ómicron están muy extendidos por más de 20 provincias, de hecho hay numerosas ciudades de la provincia de Guangdong en la misma situación (como por ejemplo Guangzhou y Dongguan).

El Gobierno chino también ordenó en el día de ayer el confinamiento de Shenzhen, la capital tecnológica de China, que tiene 17 millones de habitantes. Todos los residentes tendrán que pasar tres rondas de pruebas PCR.

Está situación puede conllevar un aumento de la congestión y retrasos de los buques, así como tiempos de espera superiores a los habituales para la recogida de contenedores vacíos y la entrada de contenedores cargados.

Por supuesto que esto es algo ajeno a Grupo Raminatrans por lo que les pedimos que estén atentos a posibles retrasos, como siempre hacemos seguiremos ofreciendo nuestro mejor servicio orientado al cliente para trabajar día a día cuidando cada carga, con la esperanza de que en breve nos lleguen buenas noticias y se vuelva a trabajar de forma normalizada en estas zonas de China y sobre todo, que la situación no vaya a más.