¿Estamos preparados para el tercer cuatrimestre del año?

El verano está llegando a su fin, sin embargo desde Grupo Raminatrans no podemos decir lo mismo de la crisis del transporte marítimo internacional, es por ello que nuevamente nos toca analizar la situación que estamos viviendo y compartir con ustedes lo que observamos.
Estamos a punto de entrar en el trimestre del año donde los consumidores son más consumidores, una demanda que aumentará a medida que nos acerquemos a las fiestas de fin de año. Y es que a la vuelta de la esquina tenemos Halloween, Black Friday, Cyber Monday y sobre todo, la Navidad, y fallar en estas fechas es fatal.
Como si le faltara aceite a un engranaje, cuando una de las partes se queda trabada, todo el sistema sufre disrupciones. Entonces ahora que la economía internacional ha comenzado a ver la luz y los consumidores demandan cada vez más productos, el sistema de transporte naviero global sigue en apuros para satisfacer esa demanda.
En definitiva, seguimos inmersos en una crisis en el transporte marítimo internacional. Es por eso que importadores y exportadores de todo tipo de productos, especialmente artículos electrónicos en el caso de los importadores, anticipan dificultades en la época de las compras navideñas. No hay suficientes barcos, no hay suficientes contenedores, y existen demasiados retrasos en los puertos para entrar y salir. En definitiva, tenemos toda la cadena logística afectada.
Todo apunta a que además algunas empresas chinas están fabricando menos por las restricciones asociadas a la pandemia, dado que el gigante asiático ha impuesto estrictas reglas para controlar la propagación de nuevas olas del virus, cuando existen brotes en determinados lugares, la producción se retrasa y eso provoca que los plazos de entrega se extiendan. Así, cada vez que se cierra una fábrica, cada vez que se cierra un puerto, algún importador se queda sin su entrega. Y algún consumidor se queda sin su producto.

La mayor crisis en la historia desde que comenzaron a utilizarse contenedores en la Segunda Guerra Mundial
Expertos en transporte marítimo dicen que la pandemia ha provocado una de las mayores crisis en la historia desde que comenzaron a utilizarse contenedores en la Segunda Guerra Mundial. «Todo el sistema de infraestructura portuaria se ha visto abrumado», dijo John Manners-Bell, director ejecutivo de la consultora Transport Intelligence.
El desequilibrio y la incertidumbre del transporte marítimo derivado de las continuas interrupciones, congestiones en los puertos, tifones en Asia y el sostenido encarecimiento de los fletes, unido a una demanda históricamente alta, han desencadenado planteamientos nuevos en las empresas de logística, planteamientos a los que Grupo Raminatrans no es ajeno.

Los costes no bajarán de inmediato
Los expertos en transporte mundial no son especialmente optimistas, analistas de Bank Of America (BofA), por ejemplo, apuntan en su boletín semanal que «continúa la escasez de contenedores en todo el mundo, y los precios del transporte marítimo siguen subiendo vertiginosamente» y, en la misma línea, pronostican que los elevados precios se mantendrán, al menos, hasta abril 2022.

¿Solo Ikea?
Un primer movimiento para sortear las dificultades provocadas por el transporte marítimo ha tenido lugar en verano. Algunas grandes compañías, como Ikea, Walmart y The Home Depot, comenzaron a fletar barcos y a adquirir contenedores. La multinacional sueca de muebles ha confirmado el desarrollo de estas iniciativas y explica que han tomado otras medidas adicionales, como la priorización de “determinadas gamas y productos” dentro de su catálogo para asegurar aquellos más demandados por sus clientes. Pero como apunta el secretario general de la asociación de empresas cargadoras españolas, Transprime, Jordi Espín, «fletar buques directamente por parte de los cargadores es una estrategia arriesgada no al alcance de todos». «Solo las grandes corporaciones o grupo de grandes corporaciones pueden asumir el fletar un buque para sus cargas”, explica la federación de transitarios Feteia-Oltra.

Otras alternativas
Desde la Asociación de Cargadores de España (ACE), su secretaria general, Nuria Lacaci, reconoce que están analizando posibilidades de cara a optimizar tiempo y costes del transporte de mercancías por vía marítima. En su caso, una de las opciones barajadas también es el uso de buques breakbulk.

Y es que hay que sondear cada posibilidad, es por ello que frente a esta situación, y como siempre les decimos, desde Grupo Raminatrans haremos todo lo posible para seguir ofreciendo nuestro mejor servicio, porque en nuestro ADN está, siempre, la búsqueda de soluciones y de alternativas, no sabemos hacerlo de otra manera.