¿El último para entrar a puerto, por favor?

Con el fin de seguir manteniéndoles informados de la situación actual del transporte marítimo internacional nos ponemos en contacto con ustedes para explicarles que no todas las dificultades vienen de China, basta con observar las imágenes de hace unos días (13 y 16 de octubre) que acompañan este comunicado de decenas de barcos fondeados esperando para entrar a operar en los puertos de Los Ángeles y Long Beach. Y es que la vigorosa recuperación económica de Estados Unidos está poniendo a prueba la capacidad del sistema portuario del país a corto plazo, que ha visto como en el primer semestre de este año el volumen de contenedores manipulados ha aumentado un 40% en comparación con el mismo período del pasado año. Las cadenas de suministro globales están congestionadas. Y en California, Estados Unidos, esto es evidente.

«Nos enfrentamos a un aumento de carga sin precedentes en los puertos de Long Beach y Los Ángeles debido a los grandes cambios de producción de la pandemia mundial y los desafíos de décadas en la cadena de suministro», dice el alcalde de Long Beach, California. No hay que olvidar, que aproximadamente el 70% del comercio exterior de EE.UU. se mueve por vía marítima y los puertos de la Bahía de San Pedro, es decir, Los Ángeles y Long Beach, primero y segundo del país, respectivamente, mueven aproximadamente el 40% de toda la carga en contenedores que llega a EE.UU. y el 30% de las exportaciones. Ambos puertos forman el noveno complejo portuario más grande del mundo.

24/7
Estos volúmenes récord en el movimiento de contenedores han provocado importantes cuellos de botella en la cadena de suministro nacional, cuyas consecuencias han llenado de preocupación a la Casa Blanca. De hecho los responsables de las autoridades portuarias de Los Ángeles y Long Beach, terminales, empresas de transporte, estibadores y el conjunto de la cadena logístico-portuaria se han puesto manos a la obra. Una de las primeras medidas supondrá la ampliación de las horas de operación de las terminales. El 24/7 acelera así su puesta en marcha para frenar la congestión de los puertos. Algo que desde diferentes vías se está empezando a exigir también para otros enclaves portuarios de Europa y del resto del mundo.

¿Cómo nos afecta esto?
En todo. «Estos dos puertos manejan la mayor parte de la carga procedente de China, por lo que una vez que comienza la congestión, puede empeorar rápidamente», dice Janet Porter, presidenta de la junta editorial de Lloyd’s List. «Todo el ciclo de envío se ha ralentizado. Así que hay barcos esperando días, incluso un par de semanas para descargar», afirma Porter, y a partir de ahí empieza a ocurrir lo que a continuación les mostramos con esta infografía:

Fuente infografía: BBC

Ante esta situación, y como siempre les decimos, desde Grupo Raminatrans haremos todo lo posible para seguir ofreciendo nuestro mejor servicio, porque en nuestro ADN está, siempre, la búsqueda de soluciones y de alternativas, no sabemos hacerlo de otra manera.